Seguidores

Album de fotos de Flin, Fido y Fiori

jueves, 27 de febrero de 2014

* 388


10 comentarios:

  1. Y, sin embargo, las estaciones de tren ya no son lo que eran.
    Os eché de menos, trío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás precisamente por eso es que, pese a los cambios y la inactividad, queda intacta la nostalgia.
      A nosotros nos alegra volver y seguir encontrándonos con ustedes!
      Gracias!
      =)

      Eliminar
  2. Creo que produce sueños, por la expectativa de viajar. Y nostalgias, por el diseño de las estaciones, como en la que están los amigos.

    Me hicieron acordar de un video de Divididos en la estación de Hurlingha, que incluí en algún posteo.

    http://eldemiurgodehurlingham.blogspot.com.ar/2013/02/hay-mas-de-una-razon-para-incluir-un.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, el trazado de las estaciones -sobre todo las más antiguas- ayuda. Y esa soledad en sus rincones...uno llega a hallar huellas perdidas de eventuales viajeros transitorios. Inevitable relacionar el paso del tren con el transcurso de la vida!
      =)
      Paso a ver tu post de Divididos

      Eliminar
  3. Yo siempre tendría la maleta preparada para cualquier medio de transporte. Me pierde el viajar, amigos.

    Un beso a los tres.

    ResponderEliminar
  4. Sí, hay gente que se caracteriza por su espíritu andariego...viajar y conocer, eso es lo que impulsa al aventurero...y sabía yo que eras de esos! jejeje
    Un abrazo, Vero!
    =)

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Yo soy de las que las reservan para contadas ocasiones. Me gusta conocer nuevos lugares y descansar, pero también me gusta mi casa!
      Gracias por pasar a visitarnos!
      =)

      Eliminar
  6. Las partidas, aunque sean las propias están llenas de nostalgias contenidas.

    ResponderEliminar

El video

**