Seguidores

Album de fotos de Flin, Fido y Fiori

martes, 14 de octubre de 2014

* 494


8 comentarios:

  1. Y algunos que lo critican, prefieren que ni siquiera haya un pescado por día.
    Para que se pueda pescar, se necesita que los ríos estén libres de contaminación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que se pueda pescar se necesita además de agua limpia, caña y cebo y una clase de cómo conviene hacerlo, pero después de eso, se requiere que el que quiera comer pescado, se disponga a intentar conseguirlo por su cuenta, con los riesgos que ello implica. Asegurarle el pescado diario significa, además de matar la iniciativa propia y acostumbrarlo a no tener que esforzarse, que jamás deberá cortar la DEPENDENCIA hacia quien le da el pescado, porque interpreta que sin él, jamás podrá volver a comer. Es una TRAMPA que no resuelve saciar el hambre, sino que asegura que siempre seguirá existiendo tanto el DEPENDIENTE como la DÁDIVA. Muy triste.

      Eliminar
  2. Pues, sí. Salvo en casos de imposibilidad, es mejor enseñar a pescar que ponerle a la gente el pescado en el plato. Y, si es emprendedor, el pescado le ayudará a tener muchas otras cosas.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Estoy de acuerdo con la reflexión del trío aventurero-filosófico. Acá en México desde hace varios meses el gobierno federal implementó una medida para darle de comer a comunidades rurales que padecen de falta de alimento. Se han construido y acondicionado comedores populares.

    Este tipo de acciones me parecen ineficientes, guardan en principio una aparente buena intención, pero como ya han señalado Fido, es mejor enseñarle a la gente cómo conseguir y producir su alimento en lugar de sólo alimentarlos.

    En el caso particular de México, muchas de las comunidades que sufren la escasez de alimento es porque los gobiernos no han apoyado las actividades con las que los habitantes pueden sustentarse: como la agricultura, por mencionar un ejemplo.

    Saludos, que tengas excelente día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos también en este aspecto entonces. Me alegro!

      Eliminar
  4. La cosa se pone dura cuando es el mismo estado el que te roba la caña de pescar, pone vallas a la orilla del río y, encima, te cobra impuestos por la prohibición, te acusa de haber perdido la caña...

    Besos.

    Sin esa ayuda, nosotros hace meses que no comeríamos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso es fundamental, nadie lo niega. Lo que indigna es cuando esa instrumentación está destinada a preservar la dependencia de una gran masa de eventuales votos cautivos.

      un abrazo

      Eliminar

El video

**