Seguidores

Album de fotos de Flin, Fido y Fiori

lunes, 3 de septiembre de 2012

* 145


16 comentarios:

  1. Eso lo aprendí al recibir el mordisco de un gato. Movía la cola y pensé que estaba contento con que jugara con él ... y no.

    ResponderEliminar
  2. El gato si está contento ronronea y se estira. Ahora que pienso nunca vi un gato moviendo la cola ... hablando siempre de los felinos de cuatro patas claro. Lo otros mueven lo que haga falta me da la impresión.
    ;)

    besos de lunes shhhhuvioso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj...esta vecina!...siempre con sus ingeniosas ocurrencias!
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Nunca se me hubiera ocurrido ese dispar significado del movimiento del rabo entre el perro y el gato. Procuraré tenerlo en cuenta cuando me acerque a los gatos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Viste Pepe?...cada día se aprende algo nuevo!
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Sin embargo, hay gatos y perros que se llevan bien, salvo a la hora de comer. He visto algun perro jugando con un gato, echarse juntos a dormir. Lo he visto personalmente.
    Volvi con otra cuenta, no era lo que deseaba. Premie este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que existen perros y gatos que son amigos!...Flin y Fiori son un ejemplo!jejje

      ¿Así que te decidiste por abrir un blog nuevo?...me parece muy atinado...y nos has premiado??????...apenas tengo cinco minutos paso por allí y agradezco!!!!!!!!

      Eliminar
  5. No me digas, no sabía lo de los gatos. Esta noche me acostaré sabiendo una cosita más.

    Buenas noches :)

    ResponderEliminar
  6. Siempre se aprende algo nuevo y ellos tienen un lenguaje especial, pero que si prestamos atención, sabremos interpretar.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual!...hay que aprender a observarlos.
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. En general los perros y los gatos no se llevan tan mal.
    Yo de niño tenía una perra pequeña y flaca pero muy pendenciera. Le hacía freneta cualquier bicho, y gato o comadreja que agarraba, los pasaba mejor vida.
    También era muy guardiana.

    No sé de donde sacó tanta agresividad, porque nunca se le estimuló. Todo lo contrario. Además era muy cariñosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ellos tienen su carácter, como nosotros!
      Abrazos!
      =)

      Eliminar

El video

**