Seguidores

Album de fotos de Flin, Fido y Fiori

miércoles, 10 de octubre de 2012

* 174


10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Algún día -quizás- pasarán a visitarte jejeje

      Eliminar
  2. Una vez me dijeron que la sencillez interior se reconocía por la elegancia de la persona, mental y aparente.

    Rascaditas de oreja, chicos. Pescadito y hueso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una observación muy acertada!
      =)
      se agradece la rascadita

      Eliminar
  3. Eso despierta una pregunta: ¿es lo mismo complejidad que complicación. una canción, una pelicula puede tener cierta complejidad, estribillos planeados, planos muy biene elegidos. Y tambien está la complicacion de cuando algo funciona mal. Pero tal vez se puedan confundir.
    Fido y Fiori están diviertiendose con algo sencillo, pero tienen pensamientos elaborados.

    ResponderEliminar
  4. No, creo que complejidad no es lo mismo que complicación...pero quizás los chicos puedan darte alguna respuesta más elaborada jejeje
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Hola. Pensamientos muy ineresantes los de Fido y Fiori. La sencillez interior me recuerda también a los "pobres de corazón" que son mencionados en las bienaventuranzas del Sermón en la Montaña o El Sermón en el Monte, un pasaje del nuevo Testamento.

    "Bienaventurados los pobres de corazón, porque de ellos es el Reino de los Cielos."

    ¿Pero qué significa ser "pobre de corazón"? En Los "Evangelios para Sanar" Alejandro Jodorowsky nos explica lo siguiente:

    "El corazón está poblado por numerosos deseos: de poder, de triunfo, de ser el centro del mundo. Está colmado de angustias, de celos, de peticiones, de rencores, de orgullo...

    Queremos poseer por orgullo; no queremos cambiar por orgullo. Queremos ser aceptados con todo lo que portamos y que no es nosotros.

    Tener un corazón enfermo consiste en estar lleno de cosas que no son nosotros, y nuestro gran dolor proviene justamente del hecho de que no somos nosotros mismos. Desde pequeños se nos impide serlo: la familia nos da un destino que no nos corresponde.

    Ser pobre de corazón quiere decir no tener el corazón poblado por todos estos deseos. Somos pobres y nos aceptamos tal como somos. Aceptamos nuestro corazón y no el de los otros. Aceptamos pura y simplemente lo que él porta. El corazón carece de deber: late. Ama cuando ama. Cuando no ama, no ama. No podemos obligarlo a latir más rápido ni más lento que su propio ritmo. Es un canal en el que nada hace obstrucción. Todo pasa. [...]

    Cuando el corazón es pobre, cuando es lo que es, la dicha está ahí. De hecho, Cristo ha descrito un corazón pleno de gozo. El ser humano realizado no anhela ser más que lo que es, y ya resulta una enormidad el ser uno mismo."

    La sencillez interior que mencionan arriba me recuerda al ser pobre de corazón porque -si he entendido bien- hablan de no necesitar de otras cosas (que no son nosotros) para sentirnos plenos.

    Saludos, que tengas excelente día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien explicado el concepto!
      Gracias por explayarte sobre el tema.
      Un saludo cordial.

      Eliminar
  6. Pensantes alguna vez presentar a Fido a la politica?.... mira que igual sale elegido y todo..... seguro que mejor que algunos lo hace.... bueno lo afirmo....jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

El video

**